Sarah Ferguson se enfrenta a 22 años de cárcel en Turquía (Gente- El País)

Blanca López Arangüena- Estambul

Sarah Ferguson, duquesa de York y exesposa del príncipe Andrés de Inglaterra, se enfrenta a 22 años de prisión en Turquía por filmar ilegalmente a los niños de un orfanato de Ankara. Así lo ha pedido la fiscalía de Ankara esta mañana, al inicio del juicio contra la Ferguson por su documental Duquesas e hijas: Su misión secreta, en el que se denuncian las condiciones de vida de los pequeños en estos centros.

En el documental, grabado hace tres años, Ferguson y su hija, la princesa Eugenia, viajaron de forma encubierta a Turquía. Disfrazada con una peluca negra y un velo, la duquesa pudo entrar en un orfanato donde, según se puede apreciar en las imágenes, había niños atados a las camas y abandonados en cunas.

El documental, emitido por la cadena inglesa ITV en 2008, fue tachado por las autoridades turcas de una “campaña para manchar la imagen de Turquía” e impedir así su entrada en la Unión Europea. “La mala fe de Sarah Ferguson es obvia, está tratando de lanzar una campaña de desprestigio para Turquía como candidato para la UE”, aseguró la ministra de Mujer y Asuntos familiares, Nimet Bas, tras la emisión. Un componente político la propia cadena no quiso desmentir. “El documental trata de un área de interés público en un momento en el que el gobierno de Gran Bretaña está apoyando la adhesión de Turquía a UE. Un proceso que está condicionado, en parte, por la mejora de sus derechos humanos”, declaró la cadena en 2008.

Y es esta la clave de la polémica, ya que Turquía lleva años intentando lavar su imagen para alcanzar su ansiada entrada en la Unión. Consciente de ello, Sarah Ferguson ha intentado negar durante estos tres años el matiz político de esta cinta. “Acudí porque nadie oye la queja de esos niños. Yo fui como una madre”, aseguró Ferguson tras la emisión. Una madre concienciada también con mostrar a sus dos hijas las violaciones de los derechos humanos que se cometen en otros países.

Y es que la princesa Eugenia no fue la única hija que acompañó a Ferguson en su trabajo por los orfanatos. Su otra hija, la princesa Beatriz, se alejó durante unos días de la high class londinense para desarrollar una “misión secreta” en otro orfanato de Rumanía. Pero con más suerte. Durante el rodaje Rumanía ya era miembro de la UE, y posiblemente consideró que querellarse contra la monarquía británica no le ayudaría a integrarse en el Club de los 27.

Se desconoce todavía si Turquía interpondrá una orden de extradición. Ni los oficiales turcos ni las fuentes diplomáticas en el país han querido comentar sobre el caso. Por su parte, la duquesa de York ya ha adelantado que no viajará a Turquía para enfrentarse a sus cargos ni se retractará de sus opiniones expresadas en el documental.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s